Mireia Simó REAL PRO
"Fue increíble ver desde primera hora de la mañana la cantidad de gente que acudía a la línea de salida. El ambiente era de lo más emocionante."

Quebrantahuesos: La vivimos desde dentro con Mireia Simó

Mireia Simó, nuestra #REALPRO

La nueva incorporación al Team YoPRO es Mireia Simó, una joven ciclista de 24 años adicta a la adrealina y la libertad que siente rodando sobre su bicicleta. El pasado 22 de junio le propusimos un nuevo reto: la Quebrantahuesos, la marcha cicloturista más relevante de ámbito nacional.

Queríamos saber como fue esta experiencia de la que todo el mundo habla y Mireia, nos lo cuenta de primera mano:

El día de antes

Sobre las 12 del mediodía cargamos el coche con las bicicletas y todo el material para que no nos faltara nada y empezamos el trayecto dirección a Sabiñanigo (Huesca). Próxima parada, la 29ª edición de la Quebrantahuesos. ¡Qué ganas!

Iba con muchos km acumulados ya la semana anterior había realizado la Transpyr Backroads, una carrera que puso mi resistencia al límite, y mi cuerpo aún no estaba al 100%. Aún así no dudé ni un segundo en acudir a la cita de la QH, una carrera de la que todo el mundo me había hablado maravillas, y con una recuperación durante la semana basada en deporte suave y una alimentación muy cuidada llegué con energía y fuerza suficiente para enfrentarme a la carrera.

22 Junio 2019, ready, steady, go!

Ríos y ríos de gente. Fue increíble ver desde primera hora de la mañana la cantidad de gente que acudía a la línea de salida. El ambiente era de lo más emocionante. Además, había muchísima gente animando y el grito más escuchado durante toda la carrera era "Aupa Neska", algo que te animaba y te motivaba mucho durante los largos 200km.

Me acompañaba mi hermano, y la carrera se convirtió en una experiencia increíble ya que era la primera carrera que iba conmigo. Al ver que yo no estaba al ritmo que me gustaría haber estado y que mi cuerpo empezaba a avisarme de que no había tenido tiempo para recuperarse, me ayudó a no decaer y a superar los momentos más duros del trayecto. Al llegar a la meta los dos nos emocionamos, ¡sin duda fue lo mejor de esta aventura!

Empecé las 3-4 primeras horas bien, a muy buen ritmo, con buenos grupos y bien posicionada. Me decían en los avituallamientos que era de las primeras chicas en pasar por ahí, que no habían pasado más. A partir de ahí, mi energía bajó y tuve que aflojar muchísimo ya que mi cuerpo me empezaba a avisar de no estaba en su mejor momento y que tenía que bajar un poco el ritmo. Suerte que tenia a mi hermano conmigo, porque igual apreté demasiado al empezar. Así que lo que hice fue bajar un poco la intensidad y comer mucho para recuperar, además de hidratarme constantemente.

Después de 7 horas y 58 minutos llegamos al final del recorrido, con 200km y 3500 m+ de desnivel a nuestras espaldas. Al cruzar la meta, tuve una mezcla de sensaciones, de satisfacción y orgullo a la vez de estar agotada y acalorada porque rodamos con temperaturas muy altas. Me sentí súper orgullosa y feliz por haber logrado acabarla y me dieron medalla de oro por el tiempo conseguido, ¡menuda recompensa por todo el esfuerzo! La verdad que nada podría haber salido mejor.

Sinceramente fue muy reconfortante pensar la de gente que nos dijo a mi hermano Joan y a mi que estábamos locos yendo a la QH una semana después de la Transpyr y que no lo lograríamos terminarla. Personalmente los dos creímos en todo momento que las ganas y la mente le darían un empujón al cuerpo y al cansancio acumulado, y que juntos conseguiríamos terminar la carrera. Así que una lección más que nos llevamos y que siempre nos recordará la QH… Never give up!

La recuperación post carrera

Sabía que tocaba recuperarme y normalmente lo hago tomándome batidos post carrera, ya sea con BCAAs y Glutamina, pero los yogures y bebibles YoPRO han sido todo un descubrimiento para mi. Normalmente me cuesta mucho tomar ciertos batidos por su mal sabor, y los YoPRO me fueron genial ya que eran súper ligeros y todos sus sabores me encantaron, sobretodo el de fresa. Además en las carreras normalmente me he estado alimentado durante horas con muchos geles, barritas o dulce, y suelo tener la tripa un poco revuelta. Así que comer sano y en cantidad es lo que más me apetece para volver a estar a mi ritmo habitual y lista para el siguiente reto.

"Fue increíble ver desde primera hora de la mañana la cantidad de gente que acudía a la línea de salida. El ambiente era de lo más emocionante."