Team YoPRO Team
‘La primera rutina es perfecta para tonificar músculos y la segunda va directa al core con el fin de fortalecerlo y quemar grasa’.

Tablas de ejercicios complementarias: tonificación y fuerza desde el core.

El combo básico del desarrollo muscular. La quintaesencia del GAP. El minimalismo hecho rutina. El yin y el… ¡ya basta!, ¡al ajo!

Si de pequeño también te daban dos, esto te va a gustar. Te traemos dos rutinas de ejercicios de esas que vienen en pack indivisible. La primera es perfecta para tonificar músculos y la segunda va directa al core con el fin de fortalecerlo y quemar grasa. Para que nos entendamos, una te predispone y la otra te pone.

Tonificar y fortalecer. Dos conceptos complementarios que ya puedes comenzar a aplicarte gracias a estas dos rutinas de ejercicios. A partir de aquí, el combo te lo montas tú: puedes alternar cada rutina de un día otro o puedes combinarlas en la misma sesión.

Eso sí, no olvides estirar bien antes de empezar y de recuperar mejor al terminar. Recuerda que los resultados llegan a ser visibles solo con la constancia y el rigor. ¿Necesitas más motivación? Escucha esto: la proteína es tu recompensa. Y si no te lo crees, pregúntale a tus músculos.

Rutina 1. Tonificar es moverse.

Se habla mucho de ganar músculo y poco de tonificar. Y, aunque puedan sonar la misma cosa, en realidad una va antes que la otra. Esta rutina de ejercicios combina el cardio y la activación multiarticular (¡hola, Jumping Jacks!) con la triada de fuerza más equilibrada: pectorales-abdominales-piernas. Pero recuerda que esto es solo el comienzo. Completa bien esta rutina y no tardes en evolucionar. Después de tonificar, la mejor opción es ir a la carga. Y para eso tienes la Rutina 2.

Consejo 1: estira bien antes de empezar.

Consejo 2: coordina bien con el Jumping Jack. Sé ágil sin precipitarte.

‘La primera rutina es perfecta para tonificar músculos y la segunda va directa al core con el fin de fortalecerlo y quemar grasa’.

Rutina 2. Core para quemar grasa.

No te vamos a mentir, esta rutina no es un camino de rosas, pero sí efectiva porque se centra en el CORE, ya sabes, ese grupo de músculos compuesto por los abdominales, las lumbares, la pelvis, los glúteos y la musculatura profunda de la columna. Y fortalecer core es ganar estabilidad y mejorar el control de pesos externos. ¿Qué significa esto? Dos cosas: 1) que si tienes que cargar con algo, tu cuerpo redistribuirá la fuerza con mucha más eficiencia y menos esfuerzo, y 2) que se trata de tu pack vital, un motivo más para trabajarlo sí o sí.

Consejo 1: por lo general, mantén erguida la espalda, te irá mejor.

Consejo 2: recupera bien, la proteína natural ayuda.

Desde el core con amor… ¡a por ellas!